• Acerca del país / About the country »
  • El clima en Asunción: No disponible
Viernes, 19 de Octubre de 2018, 10:02 (13:02 GMT)

13 de Octubre, 2018 | Nacionales

Nuevo dato podría dar giro a investigación de quíntuple asesinato

La fiscalía maneja un nuevo dato que desvirtuaría la supuesta confesión de Bruno Marabel sobre el asesinato de Dalma Rojas y toda su familia. El padre de la joven habría sido el último en morir, y no el primero.

Foto: Captura

 

La fiscal Esmilda Álvarez brindó nuevos datos de la investigación que llevan adelante tras el hallazgo de cinco cuerpos en el centro de Asunción, que corresponden a Dalma Rojas, sus dos hijos, su madre Elba Rodas y su padre Julio Rojas.

NOTA RELACIONADA: Es difícil que una sola persona haya matado a Dalma y su familia.

Precisamente el dato relevante tiene que ver con el hombre, que tras aparecer en imágenes de circuito cerrado se presume que fue el último en ser asesinado, y no el primero como habría dicho Bruno Marabel a la policía, aunque luego el joven negó ser quien arrebató la vida a toda la familia.

NOTA RELACIONADA: La madre de Dalma prácticamente acosaba al exfiscal y exsenador Giuzzio.

Álvarez señaló que siempre manejaron dos hipótesis, una de ellas que Marabel no actuó solo y otra es que los asesinato se dieron de manera secuencial. Esta última hipótesis podría tener consistencia con datos sobre la última vez que se vio a los integrantes de la familia realizando sus actividades cotidianas, entre ellas a Dalma en el gimnasio y sus hijos en la escuela.

Todo eso se dio unos días antes del último registro del padre, Julio Rojas, quien aparece en el circuito cerrado de un comercio cercano a la casa el martes 2 de octubre.

La fecha de la grabación encaja con las manifestaciones de los forenses que manejaban que las personas llevaban muertas al menos 5 días a partir del momento del hallazgo, el 8 de octubre. Es así que se presume que el crimen, al menos de Rojas, ocurrió entre la tarde del martes y madrugada del miércoles 3 de octubre.

NOTA RELACIONADA: Bruno pidió a sus compañeras que lo ayuden a limpiar la escena del crimen.

Precisamente, de acuerdo al testimonio de las compañeras de trabajo de Bruno, Araceli Sosa y Alba Armoa, también imputadas por el hecho, ambas estuvieron en la casa del horror ese miércoles al mediodía, fue cuando se percataron que la alfombra de la sala había sido retirada, Bruno estaba limpiando el lugar con soda cáustica y hasta les pidió ayuda, alegando que se acarcaba el día sábado, cuando iban a realizar un encuentro con karaoke en el lugar.

Publicidad

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Comentarios

0 comentarios

Deje aquí su comentario

Publicidad

Webs amigas

También podría interesarle:

El padre de los baches: Apareció un cráter de 8 metros en Asunción

Leer más